SpanishEnglishGermanFrenchDutchItalianJapanesePortugueseRussian
Powered by Translate
  • Domingo , 20 Agosto 2017
V ENCUENTRO ICPRB – ENERO 2017 – EL ESCORIAL

V ENCUENTRO ICPRB – ENERO 2017 – EL ESCORIAL

 

Tenemos en esta ocasión la oportunidad de ayudar en la difusión del V encuentro de conservatorios de cuerda pulsada de Madrid con una entrevista de sus impulsores: Ramiro Morales, Jesús Sánchez y Pablo Zapico.

Recuerdo asistir con gran ilusión al primer evento que se celebró y, aunque no haya podido estar personalmente en todos ellos, considero que es una cita ya fundamental y especialmente refrescante en el panorama de la cuerda pulsada en España.

Centrada fundamentalmente en los alumnos, es un claro ejemplo de cómo tres reconocidos profesionales de la cuerda pulsada logran compaginar su actividad concertística con una labor docente y pedagógica en la que invierten además un compromiso extra, cuyo fruto es precisamente la celebración por quinto año de este evento.

Es una gran noticia además que, como en muchos otros casos, existan músicos de primer nivel acompañando a los alumnos desde el inicio de la carrera musical. De manera que nos alegra especialmente participar y ayudar con estos eventos donde, sin duda, se siente uno como en familia.

Os animamos a leer la entrevista y a participar en el encuentro.

 

Recordad que la cita es a partir de las 10:30, el 28 de Enero de 2017, en el CIEM Padre Soler, de San Lorenzo de Escorial.

 

 

Programa

  • 10:30   >> Apertura y bienvenida
  • 11:30   >> Taller sobre cuerdas y materiales, por David Morales
  • 12:45   >> Concierto de alumnos
  • 14:30   >> Comida
  • 16:30   >> Conferencia (Sibelius para laudistas), por Rodrigo Sancho
  • 11 a 19 >> Exposición de instrumentos, partituras, libros, discos…

 

 

¿Cuál es la misión de estos encuentros?

 

La respuesta es bien sencilla, la única pretensión que tenemos es la de que al menos durante este día tengamos una jornada de encuentro de profesores y alumnos de esta especialidad, donde podamos reunirnos e intercambiar todo tipo de experiencias, siempre con la limitación horaria de este único evento, pero a la vez con la intensidad que nos impone este mismo marco.

Nos ofrece una oportunidad única de apreciar el trabajo de otros dentro nuestro ámbito, lo que creo, enriquece siempre nuestra manera de pensar y trabajar tanto si eres estudiante como profesor, y además nos permite presentarlo al público, que aunque diverso, es en una parte especializado, lo que no resulta fácil pues necesitamos ofertar actividades atractivas y que no se parezcan a las “clases semanales”.

 

¿Cómo surge la idea de comenzar a organizar estos encuentros?

Fue una propuesta hecha por el profesor del CIEM “Padre Antonio Soler” de San Lorenzo del Escorial, D. Ramiro Morales, la cual fue inmediatamente apoyada por todos nosotros y puesta en práctica en ese mismo curso hace ya cinco años, resultaba evidente y natural, pues nos une a todos, amistad, respeto y necesidad de intercambiar ideas, la consecuencia directa fue la organización del primer encuentro y nada más terminarlo, sentimos, dada la magnífica experiencia, que debíamos continuar en los siguientes cursos.

 

¿Quiénes organizan el encuentro y con qué apoyos contáis?

Los organizadores hemos sido siempre los profesores de los tres Conservatorios Profesionales de nuestra especialidad en Madrid: Jesús Sánchez, Pablo Zapico y Ramiro Morales.

Procuramos que el Encuentro sea rotativo por lo que el primer apoyo es de nuestros conservatorios al facilitarnos el uso de sus instalaciones. Y luego las inestimables presencias de luthieres de toda España exponiendo sus instrumentos y ofreciendo charlas, La Sociedad de la Vihuela con sus publicaciones y promoción, ponentes con conferencias históricas y presentación de sus tesis, Escuelas Municipales que han aportado alumnos para el concierto, fotógrafos que cubren la jornada,… en fin, estamos muy felices de los resultados ¡porque no contamos ni con un céntimo de financiación!

Todos los que participan lo hacen por verdadero amor al arte y por el placer de compartir. Desde aquí les damos las gracias a todos.

 

 

¿Qué contenidos y actividades se pueden encontrar en el encuentro?

La actividad central es el concierto de alumnos, quienes son las verdaderas estrellas y núcleo vital del Encuentro.

La exposición de instrumentos es una oportunidad única para poder probarlos y charlar con los constructores ya que estamos hablando de luthieres de primera línea mundial, y vienen a visitarnos a nuestra casa… es una gozada.

Y por último, pero no por ello menos importante, siempre contamos con algún coloquio o conferencia teórica o histórica: hemos tenido talleres de técnica de rasgueado y de figueta, charlas sobre el cuidado de los instrumentos, sobre intabulaciones, monográficos de autores, etc.

Este año trataremos el tema de programas informáticos con aplicaciones para cuerdas pulsadas y tablaturas. Y como no todo va a ser tan especializado, hemos instaurado el ya clásico menú de los encuentros: Cocido Madrileño.

 

¿En qué creéis que se diferencia este encuentro de otros eventos de cuerda pulsada?

Principalmente en que está orientado al mundo de la docencia. Es un punto de alineación en lo que significa la enseñanza reglada de estos instrumentos actualmente aquí en la Comunidad de Madrid, donde por fortuna hay más de un conservatorio impartiendo esta especialidad.

Sentimos que era nuestra responsabilidad unificar su estudio y crear un espacio de trabajo conjunto donde alumnos y profesores pudiéramos relativizar y enriquecernos mutuamente sin pensar que estamos solos en el mundo.

Nuestro objetivo es aprender y no hay ni un ápice de competición o altanería.

 

 

 

¿Cómo pensáis que continuará este evento en el futuro? ¿Hay algún plan para ampliarlo, cambiarlo de alguna manera?

Nuestro ánimo es que el encuentro de cada año sea el mejor hasta la fecha. Con cada edición aprovechamos a intentar celebrarlo un poquito mejor y no parece que nos vayamos a cansar.

El encuentro está destinado a cumplir muchos años más y a superarnos en longevidad. Eso esperamos. Pero la propia naturaleza del evento nos obliga a celebrarlo de manera anual y en un solo día. De otra forma, seguramente perdería poder de convocatoria. Estamos limitados por su tiempo y frecuencia.

Siempre nos vemos obligados a descartar alguna actividad por falta de horario y ésta es nuestra limitación, al menos por ahora. No sabemos cuál podría ser el siguiente paso para que el evento creciera pero sí hemos comentado algunas ideas que podrían ser viables; como la de celebrar un encuentro bianual a nivel nacional o, más modestamente, contar con la participación de un centro invitado de fuera de la Comunidad de Madrid en cada edición.

 

 

 

 

 

Related Posts

X